Especies invasoras

Tipos de introducción

El término especie introducida se refiere a especies que han sido transportadas más allá de su distribución geográfica nativa por  accion humana y que han logrado aclimatarse o naturalizarse. Estas introducciones pueden ser accidentales o intencionales.

Intencional

Las especies intencionalmente transportadas a otras regiones pueden llegar a establecerse de dos formas. En el primer caso por la liberación intencional de organismos en el nuevo ambiente. En el segundo caso, ciertas especies que han sido transportadas a nuevas regiones escapan de su cautiverio y consiguen establecer poblaciones silvestres. Tal vez el principal motivo de introducir especies intencionalmente es la ganancia económica. En años recientes muchas especies han sido introducidas para combatir plagas, especialmente si las plagas mismas son también especies introducidas que carecen de enemigos en el lugar de introducción. Es un tipo de control biológico o de manejo integrado de plagas. El ejemplo más conocido es el de Harmonia axyridis[1]que se usa para combatir a los pulgones.

Accidental

Las introducciones accidentales ocurren cuando las especies son transportadas por vectores humanos, por ejemplo tres especies de ratas se han desparramado por todo el mundo al ser transportadas en barcos. Muchas especies marinas han sido introducidas en otras regiones al ser llevadas en el agua usada como lastre por los barcos y descartada más tarde. Con el gran aumento de los viajes las oportunidades de que muchas especies sean introducidas accidentalmente ha crecido considerablemente.

Expansión e invasión

La especie invasora incrementa su densidad en la zona ocupada y/o coloniza nuevos territorios a lo largo del tiempo. En esta última fase intervienen tanto factores propios de la especie como de los ecosistemas o comunidades invadidas. Muchas especies pueden tener un crecimiento poblacional con un período de retardo temporal durante el cual resulta difícil distinguir qué especies serán finalmente invasoras.

No todas las especies son invasivas, ni lo son en cualquier parte o momento. Eso depende de muchos factores, tanto intrínsecos de la especie, como delproceso, como de los ecosistemas invadidos.

Daños

Con la alteración del hábitat, las invasiones biológicas son consideradas la segunda causa de cambio de la biodiversidad. Cada especie invasora causa diferentes impactos y de diferente magnitud, entre los que se distinguen básicamente:

En el ámbito ecológico el principal impacto de las invasiones biológicas es la pérdida de biodiversidad. La introducción de una especie exótica puede alterar la abundancia de las especies e incluso causar la extinción local de algunas especies nativas contribuyendo de esta manera a la homogeneización del paisaje. Se calcula que el 80% de las especies en peligro de todo el mundo corren el riesgo de sufrir gravemente por competición o predación causadas por especies invasoras.

La disminución de la diversidad nativa que se produce a raíz de las extinciones puede estar mediada por varios factores, entre los cuales destacan las relaciones de competencia, depredación y herbivoría, la producción de sustancias tóxicas, la hibridación con especies nativas emparentadas, la modificación de las propiedades de los ecosistemas y la modificación del régimen de perturbaciones.

Las plagas de especies exóticas son responsables de grandes pérdidas económicas debido al daño generado en la producción de las cosechas, laganadería, las pesquerías e incluso el mobiliario urbano. Por otra parte, también ocasionan el coste derivado de controlarlas y/o erradicarlas del lugar invadido.

Existe un riesgo creciente de enfermedades exóticas debido al aumento del transporte y a la invasión por parte de los humanos de hábitats que antes eran remotos. Las consecuencias de las especies introducidas pueden ir mucho más allá de los efectos inmediatos, por ejemplo si se usan pesticidas para controlar a las especies invasoras y éstos contaminan el suelo y el agua.

Formas de manejo y prevención

Es difícil predecir a qué especies pueden invadir e impactar sobre los ecosistemas, ni qué ecosistemas son más vulnerables y sensibles a las especies invasoras. Por este motivo, y con el fin de prevenir futuras invasiones, es fundamental aumentar el control sobre las vías de introducción o prohibir la importación o introducción de aquellas especies que puedan generar grandes impacto. En consecuencia, es importante contar con un marco legal adecuado. Todas las especies introducidas son susceptibles de escapar hacia hábitats naturales y establecerse. Por lo tanto, la capacidad de detectar rápidamente las invasiones biológicas es esencial para que su erradicación sea realmente efectiva.

Inspección

Se considera que la prevención es la estrategia más económica, deseable y eficaz de gestión de invasores dañinos. Esta política se implementa mediante programas de inspección y exclusión en las fronteras. Todas las plantas y animales introducidos son examinados antes o en el momento de su llegada a la aduana del puerto de entrada para ver si pueden propagar enfermedades. Tras una inspección adecuada, se emite un certificado fitosanitario o sanitario.

Detección

Cuando la prevención ha fallado, el segundo escalón desde el que impulsar la lucha contra las invasiones biológicas, es el de la detección temprana y rápida respuesta, se sustenta en la intención de actuar antes de un mal mayor, es decir antes de que haya más individuos de los extraíbles o estos ocupen áreas más grandes de lo que su control aconseja.

Erradicación

La erradicación completa de una especie exótica a veces es posible, especialmente si se tiene un buen conocimiento de la especie, reproducción, ciclo de vida y si ha causado invasiones en otros puntos del planeta para saber la mejor manera de actuar. Cuando se pretende llevar a cabo un proceso de erradicación, se debe hacer previamente un estudio exhaustivo de la especie y de todos los factores implicados en la invasión.

 Control

Cuando la erradicación de una especie falla o no es posible, se procede al control de las poblaciones de esa especie a niveles aceptables para que los daños ecológicos y socioeconómicos sean los menores posibles. Existen tres métodos de control que se usan a menudo, de forma individual o combinados: el químico, el mecánico y el biológico.

Control químico

El control químico es probablemente el principal método utilizado para combatir las pestes tóxicas en agricultura.

Control físico

Control físico ya que hay ciertas especies que únicamente se pueden tratar de forma directa, extrayéndolas mecánicamente. Este método sólo es efectivo cuando el área invadida es pequeña.

Control biológico

Control biológico podemos desarrollar una fórmula de controlar sus poblaciones es introducir a los enemigos naturales en el nuevo ecosistema.

Acerca de Gaby - Alba

Especies endémicas. Son las especies que se localizan en algunas áreas geográficas concretamente, donde estan creadas las condiciones específicas para la supervivencia.

Publicado el julio 18, 2013 en Endemismo en el Ecuador. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. tienen que haber mas control con las especies invasoras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: